/ by /   Multimedia / 0 comments

“UN SUEÑO” Un homenaje a los caballos y a los índios

Una serenidad infinita se refleja en su mirada y una delicadeza en sus movimientos.

Su plena conexión con la naturaleza, le proporciona prados donde pastar, ríos donde beber el agua vital y otros compañeros. Todo ello forma una conjunción que refleja la belleza en un estado completo, y que me lleva a pensar, que un caballo es mucho más que un animal de compañía y de servidumbre. Es algo realmente genuino.

Es un animal corpulento y robusto, preparado para alcanzar grandes velocidades. Pero puede guardar distancias y no bajar la guardia, temerosa de su inseguridad, ante algo o alguien a quien no conoce y le desagrada. Pero si le eres fiel y sabe de tus buenos actos, existirá armonía y habrá afinidad.

El caballo debería ser para los humanos un animal capaz de ser entendido y conocido, porqué quizá así, es más fácil comprender el pasado y presente humano y todos sus errores.

 

Mi vida gira en torno a este noble animal. Siempre he pensado que su mirada es inteligente y entrañable. También su cariño es incondicional, y no resulta fácil comprender totalmente a un caballo. Sólo algunas personas escogidas por el destino tienen esa capacidad.

Cuando encontré lo que tanto anhelaba mi corazón, ya fue demasiado tarde. Aquella gente especial ya no existía. Los habían asesinado a sangre fría. Desde aquello me convertí en un jinete solitario.

No obstante, todos los años recorro el mismo camino hacia el oeste, con nuevas esperanzas. Viajo con mi montura y mi viejo sombrero, cabalgando cientos de kilómetros sin tregua hasta mi destino. Ni la lluvia, ni los truenos, ni el viento, me impedirán llegar al antiguo poblado de Wounded Knee.

En el poblado de Wounded Knee, en el año 1890 tuvo lugar una de las peores masacres de todos los tiempos.

El ejército de caballería de los EEUU acabó con el último poblado Sioux liderado por Pie Grande.  Niños, mujeres, anciano y guerreros fueron brutalmente asesinados.

Fue un pueblo vibrante e ingenioso, el caballo era un símbolo de poder, de nobleza e inteligencia. La unión entre el indio y el caballo es casi mitológica.

Sentí el dolor y la tristeza que provenía del corazón del caballo. No hay venganza en su alma sufriente. Sólo un deseo de conseguir la paz y poder disfrutar juntos sin barreras ni conceptos de dominancia o superioridad. Todo lo contrario, percibirlo y tratarlo como un amigo, un ser con alma y vida propia, sentimientos y gustos, con penas y alegrías, con recuerdos y emociones.

Un ser lleno de bondad, amor y nobleza. Exento de toda maldad y rencor.

Si errar atañe al hombre, perdonar corresponde al caballo.

/ by /   Formación / 0 comments

Comunicarse con los caballos y entrenarlos en doma educativa

La vida social de los caballos en libertad y la doma educativa

Tres de la mañana, un sueño poco profundo por el miedo a quedarme dormido y los nervios, que se van generando por una nueva aventura, es interrumpido cuando el despertador hace su labor.

Pronto llegaría a Ginebra (Suiza), allí me esperaba un curso y era el primero que iba a realizar en este país. Estaba ansioso por poder enseñarles a comunicarse con un caballo y entrenarlo en doma educativa.

Así que mi trabajo principal del viernes por la tarde fue que entendieran la vida social de los caballos en libertad. Que no existe ningún dominante y que no hay una yegua líder constante. Que la jerarquía en estado salvaje no existe y que el semental, la mayoría de las veces solo sigue a sus yeguas, donde van ellas, va él.

Estuvimos viendo y comentando unas fotos que realicé en Sabucedo (Galicia) cuando fui a estudiar los caballos en libertad y como una yegua que acababa de tener un potro le enseñaba a coordinarse alrededor de un árbol, antes de introducir a su potro en la manada.

Cada caballo tiene su propia personalidad y conocerla es fundamental

El sábado y el domingo ya fue todo práctica.

La observación de los caballos tanto en libertad como en su domesticación es imprescindible para conocerlos y así establecer una correcta comunicación con ellos.

Era esencial que comprendieran que un caballo no es igual que otro. Son todos de la misma especie, pero cada caballo es un individuo, con su forma de ser, su carácter, su personalidad, con sus miedos, sus emociones…

En la doma y en la relación que deseamos establecer con los caballos queremos llegar al mismo punto, pero la mayoría de las veces debemos llegar por caminos diferentes, respetando la personalidad de cada uno.

Trabajamos un caballo PRE de nombre Hidalgo, que llegó de Andalucía hacía un año, con bastante miedo a las cuerdas.

Intentaba no demostrar su estrés cuando entrenabas con él. Le ayudamos con trabajos de desensibilización.

Trabajamos con la yegua Palma y su potra con técnicas de doma educativa

Después vimos una yegua de nombre Palma, con su potra de dos meses, una preciosa potra que se llama Dakota.

La yegua es castaña, muy fuerte y con bastante carácter, aunque muy atenta y colaboradora.

Nos fuimos a ramal al campo con su potra. Así pudimos trabajar a su vez, la confianza y la seguridad de la potra acompañando a su madre suelta por el campo.

Fue importante sentir lo que nos estaba diciendo para interactuar con ella y respetar la relación con su potra. El trabajo fue fluido.

El segundo día hicimos otra vuelta, pero esta vez a riendas largas, la potra también nos acompañó.

Con la potra se hizo un poco de desensibilización con una cuerda por el cuello y por su hocico, para facilitar la colocación de la cabezada.

La tensión en los caballos se debe desbloquear antes de hacer ejercicios

Luego llegó la hora de una pony muy sensible y que no permitía errores, la cual además tenía el cuello bastante bloqueado.

Con Bally, hicimos riendas largas incluso por el campo y realizamos ejercicios para desbloquear dichas tensiones.

Por último, con Norma Jean, otra yegua con buen carácter, aunque un tanto nerviosa y muy expectante a todo lo que ocurría a su alrededor, entrenamos su confianza y conseguimos rebajar mucho su nivel de tensión.

Sin transmitirle dominación ni sometimiento, realizamos ejercicios para ayudar a una correcta musculatura, trabajando su equilibrio y en la mejora de su biomecánica.

Un fin de semana intenso y muy satisfecho por el nivel de atención y motivación de los alumnos y por el progreso de los caballos.

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Marc Plana Formación suiza doma educativa

Tags: , , , , ,

Potros jugando 2 - Marc Plana
/ by /   Sin categorizar / 0 comments

Los potros “solteros” y sus juegos

Grupos de solteros

Los potros que viven en libertad se suelen separar de la manada hacia los dos y tres años de edad,  formando lo que denominaríamos grupos de solteros.

Estos potros se alejan de la manada en busca de yeguas jóvenes con las que poder juntarse y reproducirse. Para ello es fundamental que antes de encontrar una yegua,  hayan medido sus fuerzas en juegos que simulan peleas.

“¿Para qué arriesgarse a sufrir una herida que le impida correr?”

Estos juegos empiezan con el semental, que es el padre de todos los potros y son imprescindibles para el desarrollo del potro y el aprendizaje de su rol protector. También es la forma de descubrir sin hacerse daño, cuál de ellos es el más fuerte. Esto no significa que uno  de ellos mande sobre los demás, ni que sea el más atrevido o el más valiente.

A los potros no les gustan los conflictos

No son juegos para establecer una jerarquía, ya que, cómo sabemos, la jerarquía en los caballos que viven en libertad es irrelevante. Lo que consiguen con estos juegos, es evitar grandes conflictos cuando encuentran una yegua, ya que todos los potros del grupo saben cuál de ellos es el más fuerte.

¿Para qué arriesgarse a sufrir una herida que le impida correr? La sangre trae depredadores y son muy hábiles en detectar que caballo es el más débil o el que marca algún tipo de cojera. Evidentemente, será la presa más fácil de poder cazar.

Hemos de entender que a los potros no les gustan los conflictos, ni las peleas. Se conocen todos y forman parte de la misma manada, por lo que si dos de ellos no tienen amistad, la mejor opción es no juntarse mucho y mantener una cierta distancia el uno del otro. Eso no significa que ambos potros no deban mantener un comportamiento adecuado por el bien de la manada.

Después del primer día de curso de doma educativa con potros, que realizamos en Horseway, con los potros de la yeguada Farriols, nos deleitaron, cuando los volvimos a juntar, con unos juegos impresionantes que podemos ver en estas fotos.

/ by /   Sin categorizar / 0 comments

¿Cómo surgió la doma educativa?

Para empezar a explicar cómo surgió la doma educativa he de trasladarme unos dieciocho años atrás. Caray, ya casi han pasado veinte años y recuerdo perfectamente el día en que mí vida cambió de rumbo. Una sonrisa se dibuja en mi rostro al rememorar mi primer viaje con Lucy, en ese camión verde recién adquirido, aunque un tanto destartalado, con matrícula inglesa y volante a la derecha. La rampa del camión estaba bajada y yo sin saber muy bien que hacer, empujaba la moto para subirla al camión, después vendría el turno de su caballo Ibérico. Dos años recorriendo ciudades celebrando cursos de doma natural, de hípica en hípica, trabajando caballo tras caballo, no siempre comíamos, casi nunca cenábamos, pero me alimentaba de su experiencia y sabiduría, entre risas y llantos. Fuera como fuese, si he llegado donde estoy hoy, es gracias a Lucy, ella me dio lo más importante, el conocimiento sobre el caballo, la comunicación con él. Así comencé a adentrarme en el mundo de la doma natural y empecé a dar cursos tal y como lo había aprendido de Lucy.

Después de mucho trabajar y experimentar sobre diferentes métodos de aprendizaje con caballos, cree la nomenclatura de “educador equino”. Escribí mi primer libro como educador equino titulado: “el caballo, entendimiento y respeto”. Descubrí la importancia de la educación en el caballo y la mejor manera de llegar a tener un caballo educado.

Más tarde, después de estudiar el arte del herraje y de la podología con el maestro Ricard Roselló y descubrir la importancia de la biomecánica, me llevó a seguir experimentando con los caballos y descubrir métodos de entrenamiento que ayudaran al caballo en su equilibrio tanto físico como mental. Todas las piezas empezaban a encajar, mi búsqueda para tener un caballo cada vez más atento y motivado, flexible, equilibrado y con movimientos rítmicos, daban sus frutos.

Pero faltaba la última pieza de mi engranaje, la equitación. Un trabajo muy bien hecho pie a tierra puede derrumbarse cuando montamos un caballo. Fácilmente puede invertirse y desequilibrarse, volviendo su peso en las manos e invirtiendo el dorso. La conexión desde arriba entre jinete y caballo es tan importante como el trabajo pie a tierra, la una sin la otra es una pieza incompleta. Pero mi engranaje se completó cuando conocí a Melín Farriols profesora de “Equitación conectada” y su maestra creadora del método Connected Riding (Equitación conectada). Descubrí la importancia de la conciencia corporal del jinete, de los bloqueos y tensiones y de cómo se lo transmitimos al caballo. Es un mundo de sensaciones difícil de describir, pero que todo el mundo debería sentir, un auténtico binomio entre jinete y caballo.

Trabajar con un caballo requiere paciencia, conocimientos, saber observar, saber escuchar y saber comunicar. Para que el caballo lo haga con atención y motivación, con fluidez y armonía, con flexibilidad y equilibrio y todo ello con confianza. Tanto pie a tierra como montados. Esto es la Doma Educativa.

Tags: